INICIO RED DE REDES CONTACTAR BLOG
PROYECTOS / LIBRO VERDE
INICIATIVAS DE LA RED
CONOCIMIENTO
HERRAMIENTAS
FORMACIÓN
 
Las claves del proyecto
 
LAS CLAVES DEL PROYECTO
Imprimir
1- ¿Cuál es el elemento clave en el desarrollo de este sistema?
En las dependencias de un Metropolitano la temperatura suele ser muy elevada, debido al calor del subsuelo, la presencia continua de personas y el calor desprendido por el rozamiento de las ruedas de los convoyes y la acción de frenado. Ello puede tener poco impacto negativo en invierno, pero puede ser agobiante en verano. La gran superficie que se debería refrigerar implicaría un gasto energético elevado con sistemas convencionales. En cambio, el aprovechamiento de la energía geotérmica permite que después de la inversión inicial el gasto sea mínimo, aunque el sistema funcione 24 horas todos los días del año si así se desea. Puede servir para refrigerar en verano y, si es necesario, para calentar una parte de las instalaciones en invierno.

2- ¿Por qué se eligió la estación de Pacífico?
Una instalación geotérmica es relativamente fácil de construir cuando se parte de un terreno en el que no hay edificación. En cambio, cuando ya existen edificios o infraestructuras se presentan algunas dificultades, que son mayores en casos como una estación de metro. El espacio es reducido y en la perforación se deben tener en cuenta la presencia de túneles, instalaciones, generadores, cables, etc.
La estación de Pacífico se hallaba en remodelación y tiene una superficie de 1.090 metros cuadrados. Esto facilitaba los sondeos previos y las perforaciones. Además, al contar con diversos locales comerciales y con dependencias de la empresa (450 metros cuadrados del total de 1.090) permitía instalar un sistema muy completo que implicara no sólo andenes y vestíbulos.

3- ¿Qué necesidades de climatización tenía la estación?
Como hemos explicado más arriba, en el metro la temperatura suele ser mucho más elevada que en el exterior. En verano, las necesidades de refrigeración abarcan toda la instalación: desde los andenes y los vestíbulos a los locales y oficinas. En invierno, los andenes no necesitan calefacción, pero sí que puede ser interesante mantener una temperatura moderada en locales y oficinas e incluso en los vestíbulos. La ventaja de la energía geotérmica es que proporciona frío en verano y calor en invierno, sin ningún gasto adicional.

4- ¿Cómo funciona el sistema?
32 tubos de polietileno de alta densidad llevan agua hasta el subsuelo, a una profundidad cercana a los 150 metros. Allí, el agua cede calor y se enfría en verano o absorbe calor y se calienta en invierno. En el primer caso, el agua más fría se utiliza, gracias a una bomba reversible (frío-calor) y dos no reversibles (frío-frío), para obtener refrigeración, con una capacidad de 120 Kw. En el caso de querer obtener calor, la capacidad es de 20 Kw. Las demandas anuales se sitúan en 130 MWh de refrigeración y 20,5 MWh de calefacción. El calor o el frío se reparten mediante un sistema de distribución hacia todas las instalaciones de les estación.
También tiene una bomba de calor de respaldo que aumenta la potencia de frío y cubre la demanda en ciertos momentos puntuales. La bomba de calor de respaldo no está conectada a las otras bombas.

5- ¿Qué ventajas representa respecto a sistemas convencionales?
La primera es el ahorro energético, ya que el sistema funciona sin más necesidades que las que requieran las bombas o la distribución del frío o del calor. Esto también significa que no existe prácticamente dependencia de la red eléctrica. Los costes de mantenimiento son mucho más bajos y la vida útil superior. Además, se evita el ruido que produciría otro tipo de generadores.
Respecto a la eficiencia, se calcula que por cada Kw consumido se pueden generar como mínimo 4 Kw de refrigeración o calefacción. Con otro tipo de energía –como gas natural-, por cada Kw se generan aproximadamente dos.

6- ¿Se han realizado experiencias parecidas en otros países europeos?
En Viena (Austria) hay una estación de metro que utiliza energía geotérmica. Se trata de la estación de las líneas U2/3 de Praterstern. Tiene una capacidad de calefacción de 154 Kw y de refrigeración de 92 Kw.
Por otra parte, J.A. Thompson y sus colaboradores, de la Faculty of Engineering, Science and the Built Environment de la London South Bank University, han estudiado su posible aplicación al Metro de Londres.

7- ¿Aparte de este proyecto, es rentable la energía geotérmica en España?
Según el geólogo Joan Escuer, “Los estudios mas recientes liderados por la Unión Española de Geotermia demuestran que en el subsuelo de nuestro país existe energía suficiente para satisfacer nuestras necesidades durante miles de años, lo que no deja de resultar paradójico en una sociedad tan ávida de energía como es la nuestra. No es de extrañar que la inversión en investigación, desarrollo e innovación en aplicaciones de la geotermia siga en progresión exponencial dado que España ofrece excelentes oportunidades de negocio ya que el desarrollo de este tipo de aprovechamientos energéticos es solo incipiente”.
Por lo que respecta a los costes, Escuer añade. “Uno de los hándicaps que se atribuye, en ocasiones injustamente, a los aprovechamientos geotérmicos son las grandes inversiones iniciales en infraestructura e instalaciones en comparación con otros métodos más tradicionales a pesar de que son completamente amortizables y los retornos posteriores compensen la inversión. La implementación de aprovechamientos geotérmicos en las infraestructuras es un método relativamente nuevo de aprovechar una fuente de energía renovable y continua como es la geotermia con una relación coste beneficio tremendamente competitiva. Muchas infraestructuras sean en entorno urbano o rural, especialmente los túneles, pilotes y pantallas, consisten básicamente en superficie de hormigón en contacto con suelos y/o rocas. Las aguas superficiales, especialmente las almacenadas, también pueden usarse como fuentes geotérmicas aunque los mecanismos de transferencia de calor ha implementar sean diferentes que en el caso de suelos y rocas. En ambos casos, con la implementación de colectores, la energía geotérmica de muy baja entalpía puede ser absorbida, conducida y aprovechada. El calor generado es utilizable por los edificios cercanos, en usos agrícolas y industriales en diferentes maneras, especialmente en climatización tanto para calefacción como para enfriamiento”.