INICIO RED DE REDES CONTACTAR BLOG
PROYECTOS / LIBRO VERDE
INICIATIVAS DE LA RED
CONOCIMIENTO
HERRAMIENTAS
FORMACIÓN
 
HERRAMIENTAS
Inicio Herramientas Movilidad
Imprimir

El Grupo de Investigación en Ingeniería de Carreteras (GIIC) de la Universidad Politécnica de Valencia ha creado el Speed Kidney, un nuevo tipo d
e reductor de velocidad. Se trata de una alternativa a los actuales obstáculos que se sitúan en plena calle para obligar a los coches a reducir la velocidad. El Speed Kidney (denominado así por su forma de riñón) reduce las molestias a los conductores y las posibles averías mecánicas. Por su parte, los vehículos de dos ruedas pueden esquivarlo, pero igualmente se ven obligados a moderar la velocidad. El particular diseño evita los peligros que suponen para los motoristas los reductores de velocidad convencionales

Se trata de una rueda de bicicleta desarrollada por investigadores del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) que puede transformar cualquier bicicleta convencional en eléctrica aprovechando la energía de frenada, y que además contiene unos sensores que permiten controlar distintas variables como la velocidad de la bicicleta, la dirección y la distancia recorrida, así como recoger datos sobre el medio ambiente. Estos datos se transmiten por Bluetooth al smartphone del usuario, que tiene la posibilidad de compartirlos. Este desarrollo tecnológico es una doble apuesta. Por un lado de mejora de la movilidad sostenible y, por otro, de ayuda a la gestión urbana.

 
Los vehículos híbridos, que tienen motor de combustión y motor eléctrico que funcionan de modo alternativo o complementario, son más eficientes y menos contaminantes que los vehículos tradicionales con motor de explosión. En el caso de los autobuses urbanos esto es particularmente importante. La empresa TMB (Transports Municipals de Barcelona) lleva a cabo un proyecto de transformación de cien autobuses diésel en híbridos, con lo cual se obtienen beneficios ambientales sin efectuar un gasto en vehículos nuevos.
 

La integración de las carreteras a su paso por zonas urbanas supone un reto para muchos municipios. Se trata de hacer compatible la funcionalidad de la vía para canalizar correctamente el tráfico con el derecho de los peatones a desplazarse dentro de su municipio con la máxima facilidad y seguridad.

La supermanzana es una forma de organización urbana que, con su implantación, aporta soluciones a las principales disfunciones ligadas a la movilidad, a la vez que mejora la disponibilidad y calidad del espacio público para el peatón. Estos objetivos se logran con la introducción de dos cambios fundamentales: la jerarquización de la red viaria y el establecimiento de una red diferenciada para cada modo de transporte.

La simulación por ordenador permite obtener una representación del tráfico en el presente o el pasado y con ello conocer algunas variables asociadas a la circulación de vehículos - flujos, velocidad, niveles de congestión, consumo de combustible, nivel de emisiones y de ruido- El objetivo es comparar los valores de estas variables en el momento del análisis con los que tendrían en una nueva situación en la cual se modificaran algunas características de la oferta (infraestructura viaria) y/o de la demanda (uso de la vía).

El carsharing es un sistema de movilidad en que una determinada organización pone a disposición de sus miembros una flota de automóviles para compartir. De este modo se abandona la idea del coche como producto y propiedad para pasar a una concepción del vehículo como servicio. El carsharing está orientado a conseguir un uso más eficiente y racional del transporte motorizado.

El carpooling es una modalidad de desplazamiento en automóvil en la que diversos ciudadanos, con rutas de viaje coincidentes en espacio y tiempo, se ponen de acuerdo para compartir el vehículo, propiedad de un conductor, que lo ofrece para esta finalidad tanto para desplazamientos habituales como ocasionales. De este modo, al aumentar el número de ocupantes por vehículo, se incide en la reducción del número total de vehículos en circulación.


La creación de corredores verdes en las ciudades es una estrategia que sirve para potenciar la biodiversidad en el medio urbano,  conectando las distintas zonas verdes de la ciudad, pero su implantación también tiene repercusiones en la calidad del espacio público, la organización de la movilidad y el consumo energético.

Los autobuses en plataforma segregada y con guiado óptico son una alternativa a los tranvías en la mejora de la movilidad en el caso de que se considere que el coste de la infraestructura tranviaria es demasiado elevado. Las principales ventajas que ofrecen son el aumento de la accesibilidad y la velocidad comercial y su versatilidad a la hora de cambiar la ruta establecida.

La habilitación de caminos escolares en las ciudades supone la puesta en marcha de itinerarios accesibles y seguros para los niños en sus desplazamientos hacia la escuela con una doble finalidad: incrementar el aspecto convivial del espacio público y reducir los viajes en vehículo privado.